Nunca serás tan fan de nadie como Andrea Compton lo es de Ewan McGregor