Ruth Lorenzo, amiga y testigo del cambio físico de María: "Admiro tu perseverancia y tu amor contigo misma"