Soraya, cuando conoció a María con 215 kilos: "Pensé, ostras, ¡qué chica más grande!"