Pelo, orina y sangre: este es el tiempo que algunas drogas permanecen en tu cuerpo