El trabajo más soñado: princesa Disney por 47.000 euros al año