Desciframos el patrón de Isa a la hora de escoger a sus novios: todos tienen algo en común