Juan del Val analiza los desastres estéticos del verano: bañador turbo, camiseta de fútbol o sandalias con calcetín