Bea y Rodri lanzan un mensaje a los 'haters' del futuro